Una empresa de intercambio no puede acceder a cerca de 150 millones de dólares en criptomonedas que estaban depositadas allí luego de que muriera uno de los fundadores de la compañía, quien, al parecer, era el único que tenía acceso a unas contraseñas.

Gerald Cotten, cofundador y CEO del exchange QuadrigaCX, falleció el 9 de diciembre del año pasado, tras una complicación que surgió por la enfermedad de Crohn que padecía. Y Cotten era el único que tenía acceso a las contraseñas de las billeteras frías (dispositivos offline) donde se alojaban esos depósitos, o al menos una gran parte de ellos, según publica el sitio Coindesk.

La viuda de Cotten, Jennifer Robertson, presentó una declaración jurada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia, donde dijo que QuadrigaCX tenía unos 190 millones de dólares en criptomonedas y dinero fiat; y detalló que gran parte de esos depósitos estaban almacenados en billeteras frías protegidas por contraseñas que sólo su marido conocía.

Según explicó Robertson, gran parte de los depósitos estaban guardados en la computadora que usaba su marido y ella no conoce la contraseña ni ha logrado descifrar el equipo, a pesar de haber contratado a un técnico para llevar adelante esta tarea.

Por su parte, la compañía explica en su página oficial que solicitó, ante ese mismo tribunal, una “protección al acreedor”, para poder abordar los problemas financieros que hoy les impiden cumplir con sus obligaciones para con los clientes.

“Durante las últimas semanas, hemos trabajado mucho para abordar nuestros problemas de liquidez, que incluyen intentar localizar y asegurar nuestras importantes reservas de criptomonedas en monederos fríos, y que se requieren para satisfacer los saldos de depósitos de criptomonedas de los clientes; así como para proporcionar fondos para que una institución financiera acepte los giros bancarios que nos serán transferidos. Lamentablemente, estos esfuerzos no han tenido éxito. Se publicarán más actualizaciones después de la audiencia”, se lee en el comunicado publicado el 31 de enero.

Por otra parte y según se destaca en una nota del sitio CBC, en enero de 2018, mucho antes de la muerte de Cotten, la compañía había tenido problemas legales. Fue cuando el Banco Imperial de Comercio de Canadá (CIBC) le congeló activos por 26 millones de dólares, tras detectar irregularidades en el procesamiento de pagos. Ahora se suma este problema que hace que los depósitos estén inaccesibles tanto para la casa de cambio como para los clientes.

Con el fin de lograr resolver esta situación, la empresa está considerando vender su plataforma operativa a diferentes entidades que se han mostrado interesadas en la posibilidad de adquirir el negocio.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.