La compañía de ventas Amazon fue acusada por la Unión Europea (UE) de utilizar datos privados de los minoristas en dicha plataforma con fines que contravienen la ley antimonopolio. Especialmente usadas para “competir injustamente” con pequeños vendedores en Alemania y Francia, los dos mercados más grandes en la UE.

Amazon está bajo investigación por prácticas de competencia desleal, acorde a las reglas establecidas en Bruselas, desde el año 2019. La empresa, liderada por Jeff Bezos, habría utilizado “una cantidad muy grande de información privada de minoristas” a su favor.

Según la comisionada de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, Amazon utiliza esta información privada para saber cuáles son los productos más vendidos por vendedores en la plataforma. De esa manera, la plataforma de venta en línea podía generar artificialmente su propia oferta del mismo producto.

Esta práctica presuntamente viola las reglas europeas de competencia, dedicadas a evitar el surgimiento de monopolios en la región. Sin embargo, en acuerdo con otros vendedores, la compañía puede recolectar “competitivamente información confidencial” sobre los productos ofrecidos y la disponibilidad de estos entre los vendedores.

Bezos, en defensa de la compañía declaró: “Ninguna compañía se preocupa más por los pequeños negocios, ni los ha apoyado más durante las últimas dos décadas que Amazon”. Asimismo, recordó la derrama económica que su plataforma brinda a más de 150 mil negocios europeos inscritos, equivalente a decenas de billones de euros en ingresos anuales.

Pero la investigación por el uso de datos privados a su favor no es la única en contra de esta compañía, la comisionada acusa de una nueva presenta práctica monopolista. Aduce que el gigante del retail presuntamente da atención preferencial en logística y envíos a determinados vendedores que poseen un contrato especial.

“Los datos de la actividad de los minoristas no debería usarse a favor de Amazon cuando este actúa como su competidor”, declaró la comisionada. “Las condiciones de competición en la plataforma de Amazon deben ser justas. Sus reglas no deberían beneficiar artificialmente a las ventas minoristas de Amazon o a los usuarios que usan su servicio de envíos y logística”, agregó.

Amazon, vendió durante el tercer semestre del año 96 mil 100 millones de dólares según datos del Índice de Bienestar Económico Sostenible (IBES) de Refinitiv, proveedora global de datos financieros. Si se demostrara culpable, la compañía estaría obligada a pagar el 10 por ciento de sus ventas anuales: cerca de 28 mil 100 millones de dólares.

Otros gigantes de la tecnología como Google también han sido acusados de monopolio y competencia injusta en la UE, pagando más de 8 mil millones de euros en casos diferentes. Al mando de dicha demanda también estuvo la comisionada Vestager, lo que podría dar indicios sobre el desenlace del actual caso contra Amazon.

NotiPress/Antonio Moreno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.