Trump afirmó que su presupuesto para el año fiscal 2018, que entregará al Congreso en marzo, estará centrado en la “seguridad” de los Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, muy aludido en la fiesta de entrega de los premios Oscar, anticipó que solicitará un incremento “histórico” de 54.000 millones de dólares en el gasto en Defensa, que ya alcanza 600.000 millones.

 Durante un encuentro con la Asociación Nacional de Gobernadores en la Casa Blanca, Trump agregó que su presupuesto para el año fiscal 2018, que entregará al Congreso en marzo, estará centrado en la “seguridad” de los Estados Unidos.

 Para Trump, el agotamiento se percibe en que “nunca ganamos, nunca ganamos las guerras”, especialmente en el “avispero” del Medio Oriente, informó la CNN.

 Según confirmó un alto funcionario estadounidense a la agencia de noticias EFE, la Casa Blanca recibió el documento con planes y alternativas para intensificar la guerra contra el yihadismo en Siria e Irak, donde grupos como el EI o Al Qaeda gozan de autonomía y territorio pese a la campaña militar de EE.UU. y más de dos años de bombardeos aéreos.

La política migratoria de Trump fue blanco de múltiples dardos durante la entrega de los Oscar, que sólo pasaron a segundo plano por la equivocación cometida por Faye Dunaway al mencionar como ganadora del premio a la mejor película la favorita “La La Land” en vez de la galardonada realmente, “Luz de Luna”.

 Aunque el nombre de Donald Trump apenas se pronunció en la ceremonia de los Oscar, sus políticas, en especial las migratorias, fueron criticadas, sobre todo de la mano de artistas extranjeros como el actor mexicano Gael García Bernal o el ausente director iraní Asghar Farhadi.

 El presentador, Jimmy Kimmel, fue el primero en abrir fuego con el monólogo inicial e hizo chistes como “Quiero dar las gracias al presidente Trump. ¿Se acuerdan del año pasado, cuando parecía que los Oscar eran racistas?”.

El más crítico fue el director iraní Asghar Farhadi, ganador de su segundo Oscar a la mejor película extranjera por “The Salesman”.

 Farhadi no asistió a la gala, pero remitió un comunicado explicando que su ausencia era en protesta por el decreto presidencial que prohíbe la entrada de personas de siete países con mayoría musulmana (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen).

 El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, felicitó al cineasta por su segunda estatuilla -la primera fue en 2011 por “Una separación”- así como por su decisión de no acudir a la gala en protesta por las medidas migratorias de Trump, indicó la agencia EFE.

 Gael García Bernal, por su parte, sostuvo: “Como mexicano y latinoamericano, como trabajador inmigrante, como ser humano, estoy en contra de cualquier forma de muro que quiera separarnos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.