Representantes de la clase trabajadora en el Consejo Superior del Trabajo, Ricardo Soriano y Jaime Ávalos, manifiestan que un aumento al salario, que hoy por hoy es de $300 se tiene que dar de cara a las variaciones del costo de la vida.

“Un incremento al salario mínimo se tiene que dar de cara a las variaciones en el costo de la vida y el acceso a la canasta básica; lo que sucede que los empresarios casi nunca están dispuestos a incrementar salarios”, dijo, Jaime Ávalos.

De igual forma reiteraron su preocupación de que los empresarios quieran a largar aun aumento y que se politice el tema: “No queremos que el tema de salario mínimo vaya a ser un boleto para que políticos tradicionales quieran aprovecharse, y ocupar al sector laboral, ocupar a los mismos empresarios y que esto se vaya a descomponer”, señalo Ricardo Soriano.

Para la representación laboral, los diputados no tienen nada que ver en el tema de salario mínimo, consideran que es un acuerdo entre gobierno, empresario y empleadores.

Por su parte Ricardo Soriano agregó que en dos reuniones no se van a alcanzar un acuerdo, pero sería peligroso suspender las reuniones del Consejo Nacional del Salario Mínimo y esta es una deuda histórica que tienen los empresarios con la clase trabajadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.