En agosto de 2020 las remesas familiares registraron $559.3 millones, de acuerdo con la información facilitada por el Banco Central de Reserva (BCR). Una vez más, es la cantidad mensual recibida más alta desde que se lleva el registro (29 años).

Las remesas registraron una caída notoria entre febrero y abril, como consecuencia de las dificultades económicas relacionadas con la pandemia del  COVID-19. Desde entonces, este ingreso mensual comenzó a reportar una continua recuperación, hasta llegar a estos datos sin precedentes que se observaron en julio y en agosto.

Esta es una muestra de la importancia que da la comunidad de salvadoreños en el exterior a su relación con el país que los vio nacer. En cuanto disponen de una mejor situación económica, comparten esa bonanza con sus seres queridos.

El esfuerzo de los compatriotas por seguir ayudando en sus comunidades ha llevado a que las remesas sean uno de los pilares de la economía salvadoreña. Entre enero y agosto, las remesas han traído $3,635.6 millones a la economía del país. Cada año, este flujo de dinero contribuye con un equivalente al 20 % de la producción nacional interna.

Aunque todavía falta recuperar los niveles de años anteriores, las cifras dan lugar a mantener el optimismo. La tasa de desempleo hispano en Estados Unidos, de donde vienen $96 de cada $100 en remesas, quedó en 10.5 % en agosto 2020. Según el BCR, son tasas inferiores a las del período de abril a julio.

“Este Gobierno tiene claro que nuestra diáspora, no solo representa el 30% de nuestra gente, sino que son y serán un pilar fundamental en el desarrollo de nuestro país. Un saludo a nuestros hermanos, diseminados por todo el mundo. Los extrañamos en casa”, expresó el Presidente Bukele el fin de semana, para ratificar el apoyo que da esta gestión a los compatriotas que salieron a buscar otra vida fuera de las fronteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.