El primer ministro británico, Boris Johnson, presenta el lunes un nuevo sistema de alerta con tres niveles para combatir una segunda ola de coronavirus en Inglaterra, y aplicó la escala más alta para el endurecimiento de las restricciones en la zona de Liverpool.

El Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia, con más de 42.800 muertes confirmadas por covid-19. Y, como en muchos países del continente, aumenta la preocupación ante la llegada de una segunda ola. Bajo las nuevas medidas, las áreas de Inglaterra se clasificarán por “niveles” de riesgo medio, alto o muy alto, y se aplicarán restricciones de diversa intensidad.

Liverpool ha registrado casi 600 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos días, siendo uno de los principales focos de contagio en las últimas semanas. Pero los lugares de ocio aseguran que ellos no tienen la culpa del resurgimiento del brote.

Los cierres incluirán el cierre de pubs y bares en áreas situadas en el nivel de alerta “muy alto”. Hasta el momento, Merseyside (el condado donde está Liverpool) es la única zona aún en esa categoría y allí también cerrarán gimnasios, centros de ocio, tiendas de apuestas, centros de juego para adultos y casinos, dijo Johnson.

“Debemos actuar para salvar vidas”, dijo Johnson al Parlamento, añadiendo que no quería otro cierre nacional. “Si dejamos que el virus se desgarre, entonces las sombrías matemáticas dictan que no sólo sufriríamos un intolerable número de muertes por COVID, sino que pondríamos una presión tan grande en nuestro NHS con un segundo pico incontrolado que nuestros médicos y enfermeras simplemente no podrían dedicarse a otros tratamientos”.

En previsión de estas nuevas restricciones, el ejecutivo de Johnson anunció el viernes que pagará dos tercios de los sueldos, hasta un máximo de 2.100 libras (2.715 dólares, 2.310 euros) mensuales por persona, de los empleados de las empresas obligadas por ley a a cerrar.

Criticado por una multiplicación de diferentes medidas locales en constante cambio que ha sembrado la confusión entre los británicos, Johnson, quien demostró recientemente perderse él mismo entre la variedad de restricciones según las zonas, espera con este nuevo sistema imponer claridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.