El argumento parece descabellado, irracional, fuera de toda lógica, aún si el mismo viniera de la misma sociedad o grupos defensores de derechos humanos.

Pero hay un pequeños grupo de mujeres pro-aborto que están utilizando ese mismo argumento para exigir a los diputados que les permitan a las futuras madres tomar una decisión de asesinar al ser que llevan en el vientre; “dejemos que las mujeres decidan por su cuerpo” así gritaban hace unos días unas señoras que habían llegado hasta “el ex palo de hule” a la Asamblea Legislativa para hacer presión y pedir por la despenalización del aborto.

 Decir que la “mujer embarazada decida sobre su cuerpo” es decirle a nuestra constitución de la república (máxima ley de El Salvador) que no nos importa que se reconozca al ser humano desde el momento de la concepción (art 1 Cn) y aún más que no se crea que “toda persona tiene derecho a la vida” (art 2 Cn).

El tema no es nuevo y el partido que lo apoya no es la primera vez que lo impulsa, es más en sus postulados está claro que son pro homicidas de bebés, pero ellos buscan los fondos internacionales de quienes tienen intereses para que estos temas sean debatidos en los congresos y quizá así financiar una campaña presidencial.

No caigamos en cantos de sirenas y en consignas que suenan bonitas. Si permitimos el homicidio de bebés, mañana vamos a permitirles que nos quiten la libertad de protestar, la libertad de expresión y no sabemos qué más de les vaya a ocurrir.

Somos pro vida y esperamos que ustedes se unan a esta cruzada por la defensa de los que hoy por hoy no tienen voz.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.