La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), se instituye con el objetivo de promover y proteger los derechos y libertades de las y los salvadoreños dentro y fuera del territorio. Han pasado 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz, gracias a ese logro como sociedad es que nace la PDDH, instancia que por años ha sido clave para evitar que el Estado vulnere los derechos humanos de niños, mujeres y hombres. 

La mayor aspiración de un pueblo es convivir en un estado democrático y de derecho y así enfrentar las graves violaciones a derechos fundamentales de todo salvadoreño y no permitir abusos y atrocidades como los vividos  en décadas pasadas.

En su inicio La Procuraduría Para la Defensa de Los Derechos Humanos, bajo la administración de Carlos Mauricio Molina Fonseca  (1992-1995) quien fue primer procurador y en la actualidad la licenciada Raquel Caballero de Guevara. 

Consideramos que esta Procuraduría debe desarrollar un papel fundamental, contra todo tipo de abuso del estado que vulnere derechos fundamentales y elementales de un ciudadano aunque esto incomode a cualquier otro funcionario. 

Recientemente el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, mandó a publicar en las cuentas institucionales de la FGR un comunicado ante la opinión pública, titulado: “Comunicado de prensa ante los señalamientos de la procuradora para la defensa de los derechos humanos”

Entre otras cosas pide  a la señora Procuradora, investigar responsablemente y no adelantar criterio (caso de las hermanas asesinadas y la niña raptada de dos meses).

Ante este hecho es importante recordar dos cosas: 

1- El monopolio de la investigación del delito no es responsabilidad de la PDDH por el contrario es de la Fiscalía General de la República. Por tal razón es una total aberración jurídica instar a que sea la procuradora que defiende los derechos humanos que investigue, sobre todo  viniendo de una institución que debe de conocer la parte legal y sus obligaciones que por constitución son establecidas.

2- Es peligroso que una institución  como la FGR (sin antecedentes similares) intente apagar la voz de una institución producto de los Acuerdos de Paz y en quien la población ha depositado su confianza como lo demuestran las inmensas encuestas de opinión pública. Además la única voz certificada ante la vulneración de los derechos humanos. 

Este antecedente nos hace reflexionar: ¿Ante qué estamos como país?

a) ¿Ante una institución (FGR) que no le gusta que cuestionen su actuar?

b) ¿Ante una PDHH que guardará silencio, aunque vulneren los derechos humanos de las y los salvadoreños?

Como ESpectador único medio de comunicación responsable, serio y profesional creemos: que el señor Fiscal General de la República debe hacer su trabajo y lo exhortamos para que lo haga bien y le recordamos que es un servidor público que está expuesto a la sana crítica. 

A la señora Procuradora que defiende los derechos humanos, también le exhortamos hacer su trabajo y alzar su voz y no dejarse amedrentar por ningún funcionario sea quien sea, de lo contrario estaríamos apagando la única luz de esperanza que tiene el pueblo salvadoreño, dicho sea de paso vulnerable ante cualquier tipo de abuso de la maquinaria del estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.