River Plate está en entredicho por la agresión que sufrió el bus que trasladaba al plantel de Boca Juniors hacia el estadio Monumental para la final de vuelta de la Copa Libertadores. Su presidente, Rodolfo D’Onofrio, admite errores en el operativo de seguridad, pero también le endosa responsabilidad a los xeneizes al no adoptar las precauciones debidas.

“Me dijeron que los jugadores de Boca hicieron gestos desde el micro a la gente de River. Cuando volvimos de la cancha de Boca también nos rompieron los vidrios. Esto pasa en el fútbol. Hay que tomar precauciones y tener las cortinas cerradas”, expresó el directivo a TN, en declaraciones que pueden generar un nuevo foco de polémica.

Igualmente, se refiere a las equivocaciones en el plan preventivo. “Me llamó la atención cuando vi todos los videos. No puede haber gente pegada al micro que estaba llegando. Tienen que estar al menos a 40 metros. Acá lo que ocurrió es que no hubo prevención para cuidar el ómnibus de Boca. Ha fallado la seguridad. River no puede hacer más. Los que vinieron el domingo se encontraron con una cosa distinta. Está claro que hubo un error de procedimiento el sábado”, añade.

Fuente: La Tercera

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.