Esta mañana el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano presentó informe de labores realizados durante los seis meses de gestión al frente de la Asamblea Legislativa.

Quijano asumió la presidencia del Órgano Legislativo el 1 de mayo del 2018 y lo finalizará el en octubre del 2019, cargo que será retomado por el diputado Mario Ponce del PCN.

El titular de la Asamblea destacó que en su gestión ha prevalecido la transparencia, consenso y austeridad.

Quijano dijo que rendirá cuentas cada seis meses, y que en este primer período se ha tratado de incluir una visión técnica en la toma de decisiones. Por lo que aspira lograr un balance entre lo técnico y lo político, para hacer una administración efectiva de los recursos de los ciudadanos.

Asimismo señaló que es urgente que todos los Órganos del Estado se conviertan en ejemplo de austeridad, gestión, con gasto eficiente y prestación de servicios de calidad.

De igual forma destacó que en la primera semana a la cabeza de la institución, se anunció las primeras medidas en materia de austeridad, ya que la Junta Directiva renunció hacer uso de las camionetas asignadas y que fueran subastar y 11 de ellas fueron vendidas.

Ante esto el doctor Quijano, espera que se respete su petición de que lo recaudado en la subasta de las camionetas, se destine a la compra de medicinas e insumos necesarios para brindar un mejor servicio en sistema de salud.

Quijano aseguró que como Presidente de la Asamblea Legislativa, ha declinado atender más de 20 invitaciones a diferentes eventos alrededor del mundo, siendo estas misiones oficiales, y que de haber viajado hubiera representado para la institución una erogación superior a los 68 mil dólares.

“Siempre he sostenido que como institución no podemos aislarnos del mundo; sin embargo, la agencia de viajes del pasado se acabó”, sentenció Quijano.

El También sostuvo que como administradores de los recursos de la Asamblea, a quienes la ciudadanía les depositó la confianza no pueden ser irresponsables y convertir la institución o el Estado en una fábrica de empleo.

“La reducción sistemática de plazas concluyó, hemos equilibrado las finanzas de la institución, por lo consiguiente no será necesario acudir al Ministerio de Hacienda a solicitar un refuerzo presupuestario para concluir el año”, agregó Quijano.

Asimismo dijo a los empleados de la Asamblea Legislativa que se sientan  tranquilos, ya que se les respetará sus derechos laborales.

Asimismo dijo que sostendrá la  política de austeridad. Indicando que la  meta para el próximo año es un ahorro de 10% en la compra de bienes y servicios.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.