30.5 C
San Salvador
viernes, agosto 19, 2022

Por primera vez, un humano recibe trasplante de corazón de un cerdo

Un hombre de 57 años con una enfermedad cardíaca potencialmente mortal recibió un corazón de un cerdo modificado genéticamente, un procedimiento innovador que ofrece esperanza a cientos de miles de pacientes con órganos defectuosos.

Es el primer trasplante exitoso de un corazón de cerdo a un ser humano. La operación de ocho horas se llevó a cabo en Baltimore el viernes y el paciente, David Bennett Sr. de Maryland, estaba bien el lunes, según los cirujanos del Centro Médico de la Universidad de Maryland.

“Crea el pulso; crea la presión; es su corazón”, dijo el Dr. Bartley Griffith, director del programa de trasplante cardíaco en el centro médico, quien realizó la operación.

“Está funcionando y parece normal. Estamos emocionados, pero no sabemos qué nos deparará el mañana. Esto nunca se ha hecho antes.”

El año pasado, unos 41,354 estadounidenses recibieron un órgano trasplantado, más de la mitad de ellos recibieron riñones, según United Network for Organ Sharing, una organización sin fines de lucro que coordina los esfuerzos de obtención de órganos del país.

Pero hay una escasez aguda de órganos, y alrededor de una docena de personas en las listas mueren cada día. Unos 3,817 estadounidenses recibieron corazones de donantes humanos el año pasado como reemplazo, más que nunca antes, pero la demanda potencial sigue siendo mayor.

Los científicos han trabajado febrilmente para desarrollar cerdos cuyos órganos no sean rechazados por el cuerpo humano, investigación acelerada en la última década por nuevas tecnologías de clonación y edición de genes. El trasplante de corazón se produce pocos meses después de que los cirujanos de Nueva York adhirieran con éxito el riñón de un cerdo modificado genéticamente a una persona con muerte cerebral.

Los investigadores esperan que procedimientos como este marquen el comienzo de una nueva era en la medicina en el futuro, cuando los órganos de reemplazo ya no escaseen para más de medio millón de estadounidenses que esperan riñones y otros órganos.

“Este es un evento decisivo”, dijo el Dr. David Klassen, director médico de United Network for Organ Sharing, quien anteriormente fue cirujano de trasplantes en la Universidad de Maryland. “Se están comenzando a abrir puertas que conducirán, creo, a cambios importantes en la forma en que tratamos la insuficiencia de órganos”.

Pero añadió que había muchos obstáculos que superar antes de que dicho procedimiento pudiera aplicarse ampliamente, y señaló que el rechazo de los órganos ocurre incluso cuando se trasplanta un riñón de un donante humano compatible.

“Eventos como estos pueden ser dramatizados en la prensa, y es importante mantener la perspectiva”, dijo Klassen. “Lleva mucho tiempo madurar una terapia como esta”.

Bennett decidió apostar por el tratamiento experimental porque habría muerto sin un nuevo corazón, había agotado otros tratamientos y estaba demasiado enfermo para calificar para un corazón de donante humano, dijeron familiares y médicos.

Su pronóstico es incierto. Bennett todavía está conectado a una máquina de circulación extracorpórea, que lo mantenía con vida antes de la operación, pero eso no es inusual para un nuevo receptor de trasplante de corazón, dijeron los expertos.

El nuevo corazón está funcionando y ya está haciendo la mayor parte del trabajo, y sus médicos dijeron que podrían retirarle la máquina el martes. Bennett está siendo monitoreado de cerca en busca de señales de que su cuerpo está rechazando el nuevo órgano, pero las primeras 48 horas, que son críticas, transcurrieron sin incidentes.

También está siendo monitoreado por infecciones, incluido el retrovirus porcino, un virus porcino que puede transmitirse a los humanos, aunque el riesgo se considera bajo.

“Era morir o hacer este trasplante”, dijo Bennett antes de la cirugía, según funcionarios del Centro Médico de la Universidad de Maryland. “Quiero vivir. Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”.

Griffith dijo que abordó por primera vez el tratamiento experimental a mediados de diciembre, una conversación “memorable” y “bastante extraña”.

“Dije: ‘No podemos darte un corazón humano; no calificas. Pero tal vez podamos usar uno de un animal, un cerdo’”, recordó Griffith. “Nunca se ha hecho antes, pero creemos que podemos hacerlo”.

“No estaba seguro de que me entendiera”, agregó Griffith. “Entonces dijo: ‘Bueno, ¿voy a empezar a decir oink?’”

El xenotrasplante, el proceso de injertar o trasplantar órganos o tejidos de animales a humanos, tiene una larga historia. Los esfuerzos para utilizar la sangre y la piel de los animales se remontan a cientos de años.

En la década de 1960, se trasplantaron riñones de chimpancé a algunos pacientes humanos, pero la vida máxima de un receptor fue de nueve meses. En 1983, se trasplantó un corazón de babuino a un bebé conocido como Baby Fae, pero murió 20 días después.

Los cerdos ofrecen ventajas sobre los primates para la obtención de órganos porque son más fáciles de criar y alcanzan el tamaño humano adulto en seis meses. Las válvulas de corazón de cerdo se trasplantan rutinariamente a humanos, y algunos pacientes con diabetes han recibido células de páncreas porcino. La piel de cerdo también se ha utilizado como injerto temporal para pacientes quemados.

Dos tecnologías más nuevas, la edición de genes y la clonación, han producido órganos de cerdo alterados genéticamente con menos probabilidades de ser rechazados por humanos. El Dr. Muhammad Mohiuddin, profesor de cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, quien estableció el programa de xenotrasplante cardíaco con Griffith y es su director científico, ha trasplantado con éxito corazones de cerdo a babuinos. Pero las preocupaciones de seguridad y el miedo a desencadenar una respuesta inmunológica peligrosa que puede poner en peligro la vida impidieron su uso en humanos hasta hace poco.

El Dr. Jay Fishman, director asociado del centro de trasplantes del Hospital General de Massachusetts, dijo que el uso de órganos de cerdo proporciona la capacidad de realizar manipulaciones genéticas, el tiempo para llevar a cabo una mejor detección de enfermedades infecciosas y la posibilidad de un nuevo órgano en el momento que el paciente lo necesita.

“Seguro que hay desafíos, pero también oportunidades”, dijo.

El corazón trasplantado a Bennett provino de un cerdo genéticamente alterado proporcionado por Revivicor, una compañía de medicina regenerativa con sede en Blacksburg, Virginia.

El cerdo tenía 10 modificaciones genéticas. Se anularon o desactivaron cuatro genes, incluido uno que codifica una molécula que provoca una respuesta de rechazo humano agresivo.

También se inactivó un gen de crecimiento para evitar que el corazón del cerdo siguiera creciendo después de implantarlo, dijo Mohiuddin, quien, junto con Griffith, realizó gran parte de la investigación que condujo al trasplante.

Además, se insertaron seis genes humanos en el genoma del cerdo donante, modificaciones diseñadas para hacer que los órganos porcinos sean más tolerables para el sistema inmunitario humano.

El equipo usó un nuevo fármaco experimental desarrollado en parte por Mohiuddin y fabricado por Kiniksa Pharmaceuticals para suprimir el sistema inmunitario y prevenir el rechazo. También usó un nuevo dispositivo de perfusión para mantener el corazón del cerdo preservado hasta la cirugía.

La Administración de Drogas y Alimentos trabajó intensamente hacia finales de año, y finalmente entregó a los cirujanos de trasplante una autorización de emergencia para la operación en la víspera de Año Nuevo.

Los cirujanos se encontraron con una serie de giros inesperados.

“La anatomía era un poco impredecible, y tuvimos algunos momentos de ‘uh-oh’ y tuvimos que hacer una cirugía plástica inteligente para que todo encajara”, dijo Griffith. Cuando el equipo retiró la abrazadera que restringía el suministro de sangre al órgano, “el corazón se disparó” y “el corazón del animal comenzó a contraerse”.

Cuando Bennett le contó por primera vez a su hijo, David Bennett Jr., sobre el próximo trasplante, se quedó desconcertado.

“Al principio no le creí”, dijo el joven Bennett, que vive en Raleigh, Carolina del Norte. “Había estado en el hospital un mes o más, y sabía que el delirio podría comenzar. Pensé, de ninguna manera está sucediendo eso”.

Dijo que a su padre le habían insertado una válvula de cerdo hace una década y pensó que su padre podría estar confundido. Pero después de un tiempo, Bennett dijo: “Me di cuenta: ‘Hombre, está diciendo la verdad y no se está volviendo loco. Y podría ser el primero en la historia’”.

Comparte

Casos a nivel Mundial
599,378,393
Total de casos confirmados
Updated on 19 August, 2022 5:12 pm
Italy
21,606,606
Total de casos confirmados
Updated on 19 August, 2022 5:12 pm
Spain
13,314,764
Total de casos confirmados
Updated on 19 August, 2022 5:12 pm
Iran
7,501,534
Total de casos confirmados
Updated on 19 August, 2022 5:12 pm
Germany
31,771,884
Total de casos confirmados
Updated on 19 August, 2022 5:12 pm

Últimas noticias

Artículos relacionados

Decomisan 2.2 toneladas de cocaína, valoradas en más de 55 millones de dólares

El Presidente de la República, informa sobre la incautación de 2.2 toneladas de cocaína,...

Fiscalía materializó y entregó a CONAB inmuebles decomisados a narcotraficante

Seis inmuebles ubicados en el departamento de Sonsonate, así como tres vehículos pertenecientes a...

Precios de combustibles mantendrá precios fijos

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele mantendrá fijos los precios de los combustibles y...

Inauguran nuevas instalaciones en Centro Educativo de Ilopango

Autoridades del Gobierno, a través del Ministerio de Educación (MINED), junto a la alcaldía...