El director General de la PNC, Howard Cotto dijo que hay fuertes indicios que los cinco cadáveres exhumados en un camino rural de Nahuizalco en Sonsonate correspondan a los familiares de Omar Pimentel.

Cotto dijo que diez presuntos pandilleros habrían cometido este hecho de violencia, el director policial dijo también que tenían en custodia a tres personas.

Otto señaló en conferencia de prensa a las 10 de la noche, que hasta 10 sujetos pudieron haber participado en el asesinato de las víctimas, y que por el momento se ha logrado capturar a 6 sospechosos del crimen, de los cuales dos son “cómplices no necesarios”.

Los detenidos, explicó, habitan en el casco de la hacienda en donde sucedieron los hechos el pasado 16 de enero, y son miembros de pandillas.

En la misma zona se encontró el vehículo en el que las víctimas se conducían y este presentaba perforaciones de bala.

Agregó que 3 de los capturados tuvieron participación directa en el crimen, mientras que otros dos serán acusados de privación de libertad, y una mujer que colabora con la estructura criminal y que es compañera de vida de uno de los detenidos, también será procesada.

Los cinco miembros de la familia Pimentel fueron reportados desparecidos desde el pasado 16 de enero a las diez de la noche.

El director de la corporación policial Howard Cotto dijo que una prueba de ADN, determinaría si las víctimas encontradas son los familiares de Omar Pimentel.

Redacción: Gerardo Castro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.