En la entrega anterior el Pastor José Luis Safie, narró parte de como se dieron los hechos el 7 de abril del 2009, donde fue capturado tras encontrar cinco kilogramos de cocaína valorados en $125,000 al interior de su vivienda, proceso que él cataloga como lleno de irregularidades. En esta segunda entrega conoceremos más de un proceso que ha dejado a una familia “muerta en vida”.

Tras estar detenido durante más de dos meses y medio, un sábado me llega a visitar mi novia a “Mariona” (Centro Penal La Esperanza), ella no se había dado cuenta que la andaba siguiendo Julio Arriaza (fiscal) y cuando va en la noche a informarle a mi papá de mi estado de salud, -estaba bien delgado porque no me daban de comer-. Cuando ella entra en la casa la empuja la policía;  vuelven a llegar a mi casa de habitación Julio Arriaza, con un equipo de policías y fiscales para hacer otro allanamiento: encuentran una arma de fuego, matriculada, con su permiso en una gaveta y encuentran en mi closet tres billetes de $100 que son falsos, pero tienen el sello (de falsos), me los había regresado el banco porque a mí me habían estafado en el negocio y el banco se lo regresa a uno para confrontar al empleado.

(Arriaza) Le dice a mi prometida, que ahora es mi esposa que se la van a llevar presa por portación y conducción ilegal de arma de fuego y ella le dice: “¡pero yo no estaba portando el arma y no es ilegal porque tiene su permiso, está en una gaveta! Pero igual te voy a llevar y te voy a llevar por uso y fabricación de moneda falsa, ¡no estoy ocupando la moneda está en la casa de habitación del señor Safie, yo no vivo aquí! ¿Por qué me va a detener?”. Y le vas a decir a tu noviecito que su pesadilla acaba de empeorar.

Yo no sabía que a raíz del video (de las cámaras de vigilancia de mi casa), él había organizado un caso totalmente falso: “donde mi papá es el cabecilla del narcotráfico, mi hermano el financista, mi hermana la de logística y *mi novia la doctora que le daba consulta a los pandilleros que vendían la droga”. Hizo una estructura delincuencial y se la llevó a ella y me mando a decir: “si no retiras el video (porque este video todavía no se sabía que estaba borrado) te acabo a vos, a tu familia, a tu hija la voy  a mandar a un orfanato” y de hecho el video se borró y ya no seguimos.

José Luis Safie y su esposa Carmen Elena Turcios

Cuando presentan a mi esposa (en ese momento mi novia) ante el juez (del tribunal Décimo Tercero de Paz), él dijo: “no estaba portando el arma, no la estaba conduciendo, el arma tiene permiso, los billetes si se sabe que son falsos, pero no los estaba utilizando, no los estaba elaborando, estaban guardados y son inutilizables por el sello” por lo que le da un sobreseimiento definitivo, automáticamente a los tres días ella sale.

El pastor Safie, aún tenía que defenderse ante el juez Sidney Blanco (del Tribunal Quinto de Paz) el 31 de agosto de 2009, sin embargo semanas antes, lo eligen por unanimidad los diputados de la Asamblea Legislativa como magistrado propietario de la Sala de Lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, para el periodo que inició el 16 de julio de 2009 y concluye el 15 de julio de 2018.

Cuando llega mi audiencia, el juez Sidney, es retirado de mi caso porque lo mandan a la sala donde está actualmente se encuentra y deja en su remplazo al juez Samuel Lizama, para la audiencia preliminar. Yo nunca fui a juicio, en la audiencia preliminar en las entrevistas a los agentes, el juez le dice ¿Por una llamada anónima el día siete de abril, ustedes sabían de una transacción de droga que ocurriría en la colonia escalón? solo mandan un vehículo a investigar y casualmente ese vehículo se estaciona ¡Qué casualidad! Tiene miles de entradas la colonia Escalón, miles de salidas, cerca de la casa del señor Safie; casualmente miran pasar el vehículo que ya tenían hasta el número de placas, nunca investigaron el vehículo y le dan seguimiento hasta llegar a las 83 av.  Norte  no a mi casa sino a la entrada de la avenida sabiendo que llevaba droga.

Hasta el día de hoy han pasado cinco meses le dice, el vehículo ya lo decomisaron, ya se lo entregaron al narcotraficante donde sabían que venía la droga y hasta el día de hoy la persona que identificaron como propietario del vehículo está libre y ustedes solo se han ensañado en tener preso solo al señor Safie; cuando no hay ningún vinculo del señor Safie con los cinco kilos, no hay ningún vinculo ni telefónico, ni nada con las dos personas que vienen desde San Miguel.

Las descripciones físicas no se parecían uno era moreno delgado y el otro era blanco con mi descripción, pero con un tatuaje en el cuello, con un 18 porque era pandillero y yo no lo tengo. “no coincide, porque se han enfrascado con el señor Safie, le doy sobreseimiento provisional al señor Safie, les doy un año para que sigan investigando y desde hoy me le giran orden de captura al verdadero narcotraficante que ya está comprobado que se llama Miguel Ángel Flores Pérez (y según consta en la diligencia judicial y copia en poder de ESpectador), que hasta el día de hoy no tiene orden de captura”.

Yo quedo en libertad, salí agradecido, pensé que mi pesadilla había terminado; pero no, solo la primera parte había terminado.

Durante ese tiempo José Luis Safie contrae matrimonio con Carmen Elena Turcios Henriquez con quien vive en la actualidad.

Pasado el año se retoma el proceso  judicial, pero el pastor enfrenta un nuevo revés al no haber vinculación no se puede reabrir el caso.

Entre todo esto viene una parte bien delicada; mi caso fue presentado el ocho de abril 2009 a la sociedad,  recibí una carta de la Embajada de Norteamérica el 15 de abril del 2009, siete días después de mi caso, automáticamente una cosa exprés informándome que mi visa de turista había sido removida, yo no le vi mayor problema, yo dije la renuevo, la arreglo y lo dejé así; dije no voy a continuar. Salgo empiezo a recibir las cartas de los bancos donde me cierran todas mis cuentas aun cuando soy sobreseído, hasta el año pasado (2016) todavía me siguen cerrando cuentas.

Mi esposa en medio de todo este problema trató de viajar a Estados Unidos, a ella no le informaron que le habían removido su visa también y fue regresada del aeropuerto de Miami a El Salvador, yo le dije; no te preocupes se va a poder arreglar vámonos para México, voy a la embajada de México saco mi visa mexicana, cuando entro a México, me pareció extraño ver que el avión era escoltado por el ejército, cuando salgo del avión me agarran todos los personajes del ejército -como han visto al famoso este Chapo Guzmán- me esposan, me tiran al piso, me ponen la bota en la cara, me quitan todo, me pasan a un cuarto y me preguntan ¿Qué vengo hacer a México?  y yo les pregunto ¿Qué les pasa? Si vengo de turista me dicen, ¿No, que tu eres narcotraficante? Yo, no soy narcotraficante, yo, fui confundido hace años; no me creyeron los mexicanos, me dijeron “tenemos órdenes superiores” y me regresaron, la humillaron a ella y a mi niña; bueno dije tal vez por ser México y está cerca de Estados Unidos.

El primero de junio del 2015, decido viajar  a Panamá, y pasó igual, entrando está la policía de migración esperándome en la puerta del avión, ahí fue peor que en México; me llevaron a un cuarto aparte, me tuvieron detenido 12 horas, me ficharon, me tomaron fotos, me robaron el equipaje porque hasta el día de ahora lo estoy esperando, se quedaron con mi equipaje porque era evidencia y me advirtieron; “si tú vuelves a entrar a Panamá, te vamos a acusar por narco”  ¿Por qué? Nunca lo supe y me decían ellos “tú tienes un problema con los norteamericanos, tienen un reporte tuyo que eres narco” ¡y les digo! pero ya fui juzgado y fui encontrado inocente, sí, me dice “Pero la fiscalía ha tenido mucho que ver en tu caso”.

He vivido esa pesadilla aún cuando no me escondí de la justicia, siempre enfrenté los juicios, fuimos encontrados inocente mi esposa y yo.

En la tercera y última entrega el pastor Safie y su esposa nos cuentan cómo ha sido su vida dependiendo de Dios, de la ayuda de familia y amigos.

“Fue duro para mi hija enfrentar el caso en el colegio……tu papá es delincuente”…

Enfrenté los juicios, fuimos encontrados inocente mi esposa y yo

 

*Carmen Elena Turcios, Médico con tres especialidades

2 Comentarios

  1. Como este hay muchos casose en los que a pesar de ser inocentes y declarados así , las secuelas siguen causando daño en las familias y para la sociedad siempre siguen siendo culpables aunque no lo son, todo por el amarillismo de mostrar ante la sociedad si aun ser vencidos en juicio. que pena…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.