Sobre avenida Insurgentes, otra de las principales vías de la capital, entre el tramo de Reforma a Baja California, se ubican otras dos gasolineras que también tenían largas filas y aunque no entorpecía el tráfico, sí había un caos porque los conductores de los autos, en lugar de hacer fila, trataban de entrar por los diferentes ingresos de las estaciones.

En otras zonas como Calzada de Tlalpan, al sur, se reportaron también largas filas, ante el cierre de al menos estaciones de servicio.

Luego de la noticia de la escasez de gasolina, los internautas decidieron crear un mapa en Google para alertar a otras personas en qué gasolineras no hay servicio para que así eviten dar la vuelta sin conseguir combustible.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que apoya el plan del gobierno federal contra el llamado huchicol, pero decir que no hay desabasto, es una burda mentira. Millones de personas y miles de empresas dan testimonio de ello. La acción es una decisión impostergable y valiente, pero su planeación pésima y la implementación torpe”.

Por su parte, Jesús Ramírez, coordinador de Comunicación Social del gobierno federal dijo a Milenio Televisión que el fin de semana podría quedar resuelto el desabasto que lo atribuyó a el desplazamiento de combustibles por pipas; el regreso a clases, y que coincidiera la estrategia con el fin de semana.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.