El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, mantiene un foco de contaminación en la Planta de Transferencia Aragón, además de cientos de promontorios de basura en toda la ciudad por el no pago de combustible a las gasolineras que le prestan el servicio. Los camiones se encuentran varados sin poder salir a recolectar. Mientras que en la planta la basura se encuentra concentrada sin poderse transportar.

Los pocos camiones que este viernes han salido a trabajar con el poco combustible estaría generando la acumulación de más toneladas de desechos sólidos en la planta que ya tiene orden judicial de cierre, de no tener los permisos necesarios.

El secretario de ASTRAM, Alfredo Cartagena,  señaló que “el problema no lo hemos acarreado nosotros la clase trabajadora, y eso es lo que queremos aclarar ante los medios de comunicación porque el día de ayer salió diciendo que los medios de comunicación tergiversaban la información, entonces nosotros queremos decirle al alcalde que ya no le mienta a los capitalinos que ha malversado los fondos y no ha pagado a las empresas que lo apoyan con la recolección», indicó uno de los dirigentes sindicales.

El caos que ha generado el edil también ha arrastrado a más de 4,500 empleados municipales a quienes les ha retenido cerca de $6 millones de dólares en un año de cuotas laborales sin cumplir su parte de hacer la transferencia a las empresas correspondientes.

Actualmente en la planta Aragón hay promontorios de basura, incluso están parqueados los camiones que están cargados con desechos desde hace tres días.

«Nosotros como trabajadores organizados le estamos demandando al Juzgado Medo Ambiental que ponga un basta ya y cierre de una buena vez este lugar que tanto daño está haciendo a las comunidades aledañas», indicó Cándida Ardón, dirigente de STAMSS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.