La Procuradora de los Derechos Humanos, Raquel Caballero de Guevara quien está al frente de la institución garante de que se respeten los derechos humanos, incumplió la sentencia del Tribunal de Servicio Civil (TSC), que ordenó la restitución de la delegada departamental de Sonsonate,  Mirna del Carmen Rojas Márquez, quien falleció este día de cáncer terminal.

Rojas laboró por más de 25 años en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), en Santa Ana; también estuvo delegada en la departamental de Sonsonate, sin embargo la actual administración la destituyó el 3 de enero del 2018, bajo el argumento de que no era de confianza.

Algo que Carlos Solórzano, Secretario General de SEPRODEHES, catalogó como una arbitrariedad, ya que asegura que Rojas Márquez, no tenía un puesto de confianza.

La noticia de la muerte de la Licenciada, Mirna del Carmen Rojas Márquez, llenó de conmoción y repudio a los miembros del Sindicato de Empleadas y Empleados de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador (SEPRODEHES), a la vez condenaron el hecho de que la procuradora de Guevara se negara a acatar la orden del TSC.

Rojas tras su despido inició trámites en el Tribunal de Servicio Civil, que es el encargado de establecer que los delegados departamentales, no sean personal de confianza, ni los jefes, porque no tienen la capacidad de contratar y despedir dentro de la institución.

Tras la investigación, el Tribunal emitió una sentencia a favor de la Licenciada Mirna del Carmen Rojas Márquez, ordenándole a la procuradora que se debía restituir de nuevo en su cargo y con la compensación de los salarios de tres meses.

Sin embargo la procuradora Raquel de Guevara, hizo caso omiso a la orden del TSC, por lo que la apoderada de la hoy fallecida presentó una nota a la PDDH, donde le planteó la solución para que Rojas pudiera reincorporarse como trabajadora de la institución, aunque no asumiera plenamente su trabajo, ya que presentaba un diagnóstico de cáncer terminal que le impedía regresar a sus labores.

Debido a que no se tuvo respuesta de la procuradora de Guevara, SEPRODEHES presentó una demanda de antejuicio en la Asamblea Legislativa, por desobediencia, al artículo 322 del Código Penal que reza que “es desobediencia de funcionarios no obedecer órdenes judiciales”.

Ante el lamentable hecho Roxana Rodríguez de SEPRODEHES, dijo estar profundamente indignada, por la insensibilidad de la procuradora Raquel de Guevara: “Llegó el momento de lamentar la pérdida de la licenciada y ella no se pronuncia en nada, nosotros hicimos las gestiones para ver si la procuradora reaccionaba, pero no ha cambiado y hasta el último día de su mandato ella va a continuar su postura”.

De Guevara como titular de la PDDH, ha realizado masivos despidos sin justificación y de forma arbitraria, lo que la ha llevado a acumular varias demandas, también ha sido acusada y condenada por nepotismo, al haber contratado a familiares y allegados a su grupo familiar con ostentosos salarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.