El ministro de Trabajo, Rolando Castro fue contundente contra el alcalde de Santa Tecla Roberto d´Aubuisson, sobre quien pesan varios procesos judiciales y encima el desacato de las resoluciones. Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR), a pesar de tener en sus manos las órdenes directas del proceso a seguir por el juzgado mantiene “sus manos atadas”.

“Yo creo que el señor fiscal está con las manos atadas porque esas estructuras de Douglas Meléndez (fiscal antecesor) siguen ahí. El fiscal está atado de manos y ese es mi beneficio de duda del fiscal actual (Raúl Melara)”, expresó el ministro Castro.

Además, cuestionó que en los tribunales la FGR es la parte acusadora y en este caso, donde hubo despidos injustificados de empleados municipales para privatizar el servicio de recolección de basura con TECLASEO S.E.M. de C. V., esta institución, defendió al alcalde, en lugar de acusarlo.

“La Fiscalía tenía que proteger a los trabajadores y enfrentar a d’Abuisson y a nosotros nos tocó defender a los empleados despedidos, con nuestra querella no solo de los abogados del alcalde, también de la misma Fiscalía”, señaló.

El funcionario que vela por los derechos de los trabajadores, además, señaló que el edil tecleño habría ordenado se realizaran despidos masivos para hacer “un negocio oscuro” al privatizar los servicios de recolección de Desechos Sólidos con la empresa en cuestión. Eso llevó a una denuncia en la institución de Gobierno y aunque el caso se ganó desde la primera hasta la última instancia judicial y el alcalde no acató la resolución, ni la Fiscalía hizo mayor movimiento para que se hiciera este proceso.

“Se ganó el caso a favor de los trabajadores desde primera a última instancia, esta última instancia mandó al alcalde a que reinstalara a los empleados y dio tres días de plazo, y no cumplió. Ha desacatado, y ha caído en delito de desobediencia y actos arbitrarios. Ya comprobado con orden judicial”, sentenció Castro.

Pese a esto la Fiscalía recibió del mismo tribunal responsable las resoluciones y según el ministro, tampoco hizo cumplir las resoluciones.

“El tribunal le llevó el proceso directo a la FGR para que actúe de forma directa y no se actuó, y aún incorporo oficio y cuestionó la situación. Acá las estirpes o los cargos se les protege. Acá la ley es como dijo monseñor Romero, es como la serpiente que muerde al que anda descalzo”, lamentó.

Reiteró que acudirá a instancias internacionales para que se haga valer las resoluciones judiciales y no se siga vulnerando a los empleados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.