Desde el Salón Morelos de la Cancillería, acompañados por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el Secretario de Seguridad Estadounidense, John Kelly, Videgaray señaló que esta visita ocurre en un momento complejo para la relación de México y EU.

Tillerson y Kelly viajaron a México en un esfuerzo de ambos países por acercar posiciones y tratar de recomponer las relaciones, rebajando las tensiones que estallaron tras la llegada de Trump a la Casa Blanca hace un mes.

“Necesitamos políticas militarizadas para acabar con los traficantes de drogas, los pandilleros y la inmigración indocumentada”, dijo el mandatario estadunidense.

“En ello coincidió Tillerson, quien dijo que el Gobierno de Donald Trump reconoce la cooperación que ya existe entre México y Estados Unidos para “limitar la migración irregular”, reforzando la frontera sur” de México y apoyando a Guatemala, Honduras y El Salvador en sus esfuerzos para “reducir la violencia y estimular las oportunidades económicas en la región”.

Asimismo, destacó la labor del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, quien también se encuentra de visita en México, y cuyo trabajo señaló que ha permitido mediante una operación militar directa “sacar de territorio estadounidense a pandilleros, narcotraficantes y tipos muy malos, a un ritmo que nadie había visto antes”.

Y agregó que el enfoque de las deportaciones se hará sobre gente con antecedentes criminales y todo se hará como siempre, con estrecha colaboración con el Gobierno de México.

Sus declaraciones se dan horas antes de que los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, viajen a México  para reunirse con funcionarios así como con el presidente, Enrique Peña Nieto.

El canciller de México, Luis Videgaray, afirmó  que su país no aceptará que Estados Unidos imponga de manera unilateral una serie de agresivas directrices migratorias dadas a conocer por Washington la víspera.

El viernes, miles de mexicanos se unieron para hacer un “muro humano” en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos, para rechazar el plan de Trump de construir un muro entre los dos países.

Kelly, cuyo departamento está a cargo de implementar las medidas migratorias de Trump, llegaría por separado tras una visita a Guatemala.

“La recepción en Los Pinos se dará, si se da, en el contexto de los acuerdos que se puedan lograr” durante el día, explicó el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, a la cadena Televisa.

Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores de México, ofreció una rueda de prensa junto con Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos, después de sostener la primera reunión como grupo de trabajo entre representantes de ambos países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.