Maribel es una señora de 30 años de edad, que viaja hasta el centro de San Salvador, para vender chocolates, acompañada de sus cinco hijos; la mayor de 12 años, una niña de 8 años, un niño de 7, otro de 3 y el más pequeño de tan solo 8 meses de edad.

Su día de trabajo en la calle comienza a las 9 de la mañana, cuando buscas una acera en la capital para embolsar con sus 5 hijos la mercadería y luego venderlas por $1 dólar.

Esta madre no tiene la oportunidad de contar con un empleo fijo, a esto se suma el ser madre soltera y no tener quien le cuide a sus hijos; pero eso no le impide luchar cada día por el bienestar de sus retoños.

“Madre por primera vez”

Karla Osiris es una empleada municipal de 21 años de edad, barre en el centro de San Salvador; tiene la dicha de ser madre por primera vez, su bebe tiene 8 meses de edad.

Todos los días se levanta muy temprano, ya que viaja desde Santo Tomas hasta San Salvador, su turno de trabajo comienza de 6:00 de la mañana hasta las 12 del mediodía.

“Me afecta mucho, porque me hace falta la niña, pero mi necesidad me hace venir a trabajar” Karla expresa su sentir de dejar a la niña en casa con su madre, pero es de las madres que tiene el privilegio de contar con un ingreso fijo para la manutención de su hija, ya que es madre soltera.

“Un detalle natural”

Arely vende rosas en la Plaza San José, asegura que ya tiene bastante tiempo vendiendo estos detalles naturales.
Es madre soltera de dos niñas una de 9 años y otra de casi 2 años, el estar sola y con dos pequeñas que alimentar, le dio las fuerzas para luchar día a día por el sustento de su familia y salir adelante.
“Para el día de las madres todas nos merecemos un obsequio bonito” por lo que hace la invitación para que se acerquen y sorprendan a las mamis con un detalle natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.