El argentino puso en pausa su descanso familiar para encontrarse cara a cara con el flamante entrenador con el fin de conocer su proyecto deportivo. Un diálogo que será clave para el emblema del Blaugrana

“Hablé con Jorge Messi y con otros agentes. Me dijo lo que todos sabemos, que hay una fuerte decepción”. La frase del presidente Josep Bartomeu en la entrevista de urgencia que brindó tras el 8-2 para intentar cambiar la energía del club dice mucho más de lo que se puede leer a simple vista. El Barcelona, por primera vez, reconoce que hay una tensión interna con Lionel Messi, su capitán y símbolo.

El flamante entrenador Ronald Koeman fue en la misma línea y se abrió a los rumores de que una disconformidad podría sacar al rosarino del Blaugrana tras dos décadas en las estructuras de la institución. Deben actuar con velocidad para solucionar este bache y así será: hay una cumbre de urgencia entre Leo y el entrenador.

El futbolista de 33 años estaba descansando alejado del ruido de la ciudad en los Pirineos de Cataluña, ubicados a una hora en auto de Barcelona. Esas difíciles horas las pasa con su familia, pero también en compañía de las de sus amigos y compañeros Jordi Alba y Luis Suárez. Según informaron Sport y TyC Sports, interrumpió esos momentos de tenso reposo para trasladarse hacia la ciudad con el objetivo de conocer el proyecto de Koeman. Una charla que podría ser definitoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.