Ángel Di María se había ausentado a los cuartos de final de la Champions League por estar suspendido y sufrió desde la tribuna del estadio Da Luz, donde el Paris Saint Germain está sacando boleto a la final del certamen continental por excelencia en Europa gracias a una maravillosa actuación personal ante el RB Leipzig.

El Fideo asistió en el primer tanto de cabeza de Marquinhos, más tarde definió tras la asistencia lujosa de Neymar para ampliar la ventaja a favor de los franceses y en el tercero habilitó a Bernat para el 3-0 parcial.

Corría el minuto 12 de partido cuando las cámaras enfocaban a Neymar, quien parecía el apuntado para enviar un tiro libre desde el flanco izquierdo del ataque, instantes después de recibir la falta al borde del área. Pero fue el argentino el que tiró el centro-asistencia para el brasileño Marquinhos, que solamente tuvo que amortiguar el envío para mandar el balón al fondo del arco.

Justo antes de que concluyera la primera mitad, Leandro Paredes filtró al área para Neymar, que con un tacazo fenomenal dejó cara a cara a Di María con el arquero húngaro Péter Gulácsi, quien nada pudo hacer. Fue zurdazo cruzado y festejo cómplice con Ney, con con quien integran un tridente ofensivo infernal junto al galo Kylian Mbappé, también en buen nivel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.