Inglaterra subió sus tasas de desempleo por primera vez desde que comenzó el confinamiento contra el coronavirus en marzo, enviando una señal de advertencia sobre el previsible incremento de la pérdida de empleos cuando venza el ingente programa público de bajas temporales el mes que viene.

La tasa de desempleo escaló hasta el 4,1% en los tres meses anteriores a julio, desde el 3,9% al que se había aferrado desde principios de 2020, en línea con la mediana prevista por los economistas consultados por Reuters.

El programa del Gobierno para retener el empleo ha protegido a millones de trabajadores y en las cifras publicadas este martes hubo menos destrucción de empleo de lo esperado.

Los despidos aumentaron en 48.000 en el último trimestre, hasta los 156.000, el mayor incremento en más de una década, pero el nivel se mantuvo muy por debajo de lo observado durante la crisis de 2008.

Samuel Tombs, economista de Pantheon Macroeconomics, dijo que es probable que las pérdidas de empleo se aceleren en septiembre y octubre, cuando las empresas tendrán que pagar más por el coste del programa de bajas temporales.

“El número de personas que en Google buscan palabras como ‘despido’ se disparó a un máximo histórico en julio, lo que concuerda con la medida oficial de despidos que alcanzó su punto máximo en septiembre”, dijo.

Por otra parte, la caída del número de personas con empleo fue de 12.000, relativamente pequeña comparada con las 125.000 que calculaban los expertos consultados por Reuters.

El Banco de Inglaterra ha pronosticado que la tasa de desempleo alcanzará el 7,5% a finales de año, cuando se espera que vuelva a ampliar su programa de recompras de bonos.

El ministro de Finanzas británico Rishi Sunak dijo que proteger los empleos y ayudar a la gente a volver al trabajo era su “prioridad número uno”.

Sunak está bajo presión para que ofrezca nuevas formas de apoyo a los trabajadores a medida que el programa de bajas temporales va terminando, como ayudas dirigidas a los empleados de los sectores más afectados por las normas de distanciamiento social.

“Queremos que el Gobierno dé un paso adelante urgentemente”, dijo a la BBC, Frances O’Grady, secretaria general del Congreso de Sindicatos (“Trades Union Congress”).

“Lamentablemente, no está previsto que la pandemia termine en octubre, ni tampoco debería hacerlo el apoyo al empleo”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.