El huracán Sally tocó tierra este miércoles cerca de Gulf Shores, Alabama, según el Centro Nacional de Huracanes. Tocó tierra a las 5:45 am ET, con vientos de 169 km/h, lo que lo hace un fuerte huracán de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson.

Los vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 65 kms desde el centro. Recientemente se informó un viento sostenido de 157 km/h con una ráfaga de 187 km/h en Fort Morgan, Alabama y una ráfaga de 150 km/h en Gulf Shores, Alabama.

La tormenta continúa arrastrándose a una velocidad de solo 5 km/h, lo que conducirá a un período prolongado de vientos huracanados, marejadas e inundaciones repentinas catastróficas sobre la región.

Las condiciones se están deteriorando a medida que se acerca la tormenta, y la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Mobile, Alabama, advierte a la gente que se «resguarde».

La oficina emitió una emergencia por inundación repentina, diciendo que estas «advertencias se emiten para situaciones extremadamente raras cuando está ocurriendo una amenaza severa para la vida humana y daños catastróficos por una inundación repentina».

Sin electricidad

Más de 260 mil clientes ya se encuentran sin electricidad a lo largo de la Costa del Golfo y miles han evacuado antes de la tormenta.

La tormenta ha traído inundaciones y marejadas ciclónicas a varias comunidades costeras y provocó la evacuación de miles de personas directamente en su camino.

Los vientos máximos sostenidos de Sally se intensificaron a 145 km/h el martes por la noche. Se espera que la velocidad lenta continúe el miércoles a medida que gira hacia el norte y luego hacia el noreste, trayendo consigo fuertes vientos e inundaciones potencialmente históricas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.