El Ministro de Medio Ambiente, Fernando López, advirtió este jueves que la saturación de agua que provocan las lluvias generadas por la baja presión en la que ya se convirtió Iota, aún amenazan al país de provocar deslaves e inundaciones, especialmente en zonas montañosas.

“Esperamos que para el fin de semana las lluvias disminuyan y tengamos solo lluvias de la época. El riesgo se mantiene porque tenemos suelos saturados y pueden pasar dos cosas: deslizamientos de tierra e inundaciones”, señaló el funcionario.

Por su parte el director de Protección Civil, Walter Hernández, indicó que la alerta roja se mantendrá hasta que no haya mayor riesgo en el país. Las acciones del Gobierno también se mantienen a fin de resguardar la vida de la población.

Desde anoche se reportó el desborde del río Lempa a la altura de Masahuat en Santa Ana. En la zona el paso vehicular permanecerá cerrado para evitar accidentes en la zona y otras desgracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.