Los detalles sobre un posible acuerdo y de la convivencia fueron divulgados por el programa Suelta la Sopa de Telemundo.

De esta manera se supo que “Jerry” Bazúa llegó a la casa de Paulina Rubio en Miami, Florida, para reunirse con su hijo Eros, con quien disfrutó gran parte del día de ayer.

El cantante arribó al rededor de las 10:00 horas al domicilio de “La Chica Dorada” y tras 15 minutos se retiró del lugar para comenzar con su convivencia en las playas norteamericanas.

En el programa de espectáculos se explicó que en la Bahía de Miami permaneció Bazúa con Eros, en medio de una salida familiar que fue custodiada por la niñera del menor de edad.

Gerardo tuvo la oportunidad de jugar, desayunar y disfrutar de la compañía del pequeño de cuatro años por casi cuatro horas, ya que lo regresó a la residencia de Paulina Rubio al filo de las 14:00 de la tarde.