La ida entre “xeneises” y “millonarios” se jugará el próximo miércoles 7 de noviembre en la Bombon

River Plate y Boca Juniors asestaron entre martes y miércoles sendos goles en canchas de Brasil y garantizaron, de paso, su presencia en una inédita final por el título de la Copa Libertadores.

Esta será la primera vez en la historia del más antiguo torneo de clubes del mundo, que se juega desde 1960, que los dos mayores equipos de Argentina jugarán la final.
Boca Juniors igualó 2-2 este miércoles en los pagos del Palmeiras y dejó la serie de semifinales con un marcador global de 4-2 a su favor dado el triunfo por 2-0 de la ida en la Bombonera.

Será la undécima final de la Libertadores que dispute el conjunto xeneize, seis veces campeón del certamen y dirigido desde el 2016 por Guillermo Barros Schelotto.

Ramón ‘Wanchope’ Ábila y Darío Benedetto anotaron los tantos de Boca, mientras que Luan y el paraguayo Gustavo Gómez, de penalti, convirtieron los de Palmeiras, que tras el empate necesitaba anotar tres goles más para ser finalista e ir a la disputa del trofeo que no consigue desde 1999 cuando también lo dirigía Luiz Felipe Scolari.

River Plate, en tanto, cumplió el martes lo que había anunciado su entrenador, Marcelo Gallardo, al afirmar que el equipo argentino iba a Brasil “a conseguir una hazaña” a expensas del campeón de la Libertadores en 2017, Gremio. A los 35 minutos Leonardo Gomes anotó el 1-0 para el conjuto de Porto Alegre, que así se confirmaba en la final ya que había ganado por idéntico marcador el duelo de ida en Buenos Aires.

La Seguridad de Buenos Aires pedirá cambiar la fecha del partido de vuelta de la final, programada por la Conmebol para el 28 de noviembre próximo en el estadio Monumental. La petición se hará porque dos días antes se iniciará la Cumbre del G20, que tendrá lugar a pocos kilómetros del estadio y requiere un importante operativo de seguridad.

“Vamos a pedir postergar el partido de vuelta en cancha de River. Ese día estaremos abocados al G20″, dijo a la prensa Guillermo Madero, director de seguridad en espectáculos futbolísticos.
El funcionario aseguró, además, que no ve “posibilidades” de que ese partido se juegue con público visitante por temor a enfrentamientos entre los hinchas.

La ida entre Boca y River se jugará el miércoles 7 de noviembre en la Bombonera.

Fuente: CNN Chile

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.