El anuncio viene esperándose desde los tiempos de Barack Obama en la Casa Blanca. La esperanza aumentó con la administración de Donald Trump y su acercamiento al exilio venezolano. Pero finalmente la concreción llegó en los primeros cien días de gobierno de Joe Biden. El gobierno de Estados Unidos otorgará Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a los ciudadanos venezolanos que se encuentren en este país.

“Estamos comprometidos a ayudar a los venezolanos en momentos de necesidad. Es por eso que Estados Unidos se enorgullece de ofrecer a los venezolanos nuestro apoyo con Estatus de Protección Temporal mientras trabajan para restaurar su democracia y recuperar la prosperidad”, indicó al respecto el secretario de Estado, Antony Blinken, en una publicación en su cuenta de Twitter.

Como su nombre lo indica, esta no es una visa, sino un estatus temporal que los Estados Unidos otorgan a ciudadanos de determinadas naciones afectadas por conflictos políticos, guerras o desastres naturales, que hacen que para aquellos ciudadanos que ya están en Estados Unidos, regresar a su territorio implique un gran riesgo. Hasta ahora se han beneficiado de este tipo de estatus migratorio los ciudadanos de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Haití, Siria, Nepal, Yemen, Somalia, Sudán y Sudán del Sur. Al no ser una visa, no otorga un camino a la residencia permanente en los Estados Unidos, pero provee estadía legal y permiso de trabajo en este territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.