El Secretario de Estado Mike Pompeo anunció que Estados Unidos ha asignado $252 millones en ayuda adicional para El Salvador, Guatemala y Honduras. Los nuevos fondos se enfocarán en programas regionales destinados a buscar avances en los esfuerzos conjuntos para disminuir la inmigración ilegal a los Estados Unidos desde El Salvador, Guatemala y Honduras. La ayuda busca proporcionar asistencia crítica y vital a estos países.

De los $58.2 millones asignados para El Salvador, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) destinará $41.2 millones para mejorar la seguridad, aumentar las oportunidades económicas, educación y capacitación laboral, protección de los derechos humanos y mejorar los servicios municipales. USAID también proporcionará asistencia para apoyar elecciones democráticas con los ajustes necesarios para los protocolos de prevención COVID-19. La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL) invertirá $1.8 millones en esfuerzos de seguridad regionales y locales.

Del total de $252 millones para la región, $18.1 millones han sido destinados para ayuda humanitaria en los tres países, lo que incluye $ 3.1 millones específicamente para ayudar a El Salvador a proporcionar refugio de emergencia y asistencia de agua potable, saneamiento e higiene después de la tormenta tropical Amanda.

Al anunciar esta ayuda adicional, el Secretario Pompeo enfatizó que el gobierno de los Estados Unidos sigue centrado en la salud, la prosperidad, la democracia y la seguridad de la región del Hemisferio Occidental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.