España recibió por mar a un total de 47.505 migrantes en los primeros diez meses de 2018, una cifra que supera la del conjunto de personas que arribaron al país europeo en los últimos seis años, de acuerdo con el Ministerio del Interior y la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

Según los datos oficiales publicados este lunes, en el periodo que va desde 2012 a 2017 se registraron 47.170 migrantes, lo que subraya la crisis migratoria que vive a Europa y que ha afectado con especial virulencia a España.

De hecho, hasta el 31 de octubre llegaron 1.775 embarcaciones a las costas españolas cargando con gente que arriesga su vida al cruzar el mar Mediterráneo, en una peligrosa travesía en la que este año han muerto 564 personas.

En comparación con el año pasado, las llegadas de migrantes han aumentado en un 200 por ciento, y ya superan las de los registros que dejó la peor ola migratoria que ha sufrido España recientemente.

Esta crisis sucedió en 2006, y llevó a las Islas Canarias, situadas en el océano Atlántico frente a las costas de Africa, a más de 39.180 personas que cruzaban el mar en unas precarias embarcaciones.

En 2018, el fenómeno actuó con especial virulencia el pasado octubre, cuando llegaron a las costas de España más de 10.000 migrantes por mar, una cifra que lo mantiene a la cabeza de Europa, y que supone un récord para el país en los últimos cinco años, de acuerdo con la OIM.

En términos generales, la migración siguió su curso habitual hasta mayo, cuando las llegadas casi se triplicaron respecto al mes anterior, al pasar de las 1.258 de abril a 3.523.

En ese momento se puede situar el inicio de la crisis migratoria que azotó este año a Europa, ya que en junio arribaron 6.926 personas, en julio 7.855, en agosto 6.406, en septiembre 8.054 y en octubre el número se disparó hasta más de 10.042.

Sin embargo, el mar no es la única vía de entrada a España de los migrantes irregulares, ya que el Ministerio del Interior también resaltó que en lo que va de 2018 arribaron 5.698 personas por el medio terrestre, un 10 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Las entradas se produjeron por Ceuta y Melilla, dos enclaves que España posee al norte de las costas de África.

A Melilla llegaron 3.973 migrantes que cruzaron la frontera saltando la valla que separa España y Marruecos o escondidos en dobles fondos, con un aumento del 19 por ciento respecto al año anterior.

Por su parte, a Ceuta arribaron 1.725 migrantes, con una caída del 7 por ciento interanual.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.