El presidente de Argentina, Alberto Fernández, debería enviar un proyecto al Congreso para despenalizar el aborto en todos los casos y trabajar junto a la sociedad civil para redactar una ley que cuente con el apoyo mayoritario de legisladores, ya que mientras ello no ocurra, los derechos humanos de las mujeres seguirán siendo vulnerados.

Esta es la principal conclusión del informe ‘Es hora de saldar una deuda’, que presentó Human Rights Watch (HRW), una organización internacional que realizó una investigación exhaustiva sobre el impacto social que produce la falta de acceso a abortos seguros.

La presentación del documento se convirtió en una nueva presión para el presidente argentino, quien se comprometió a presentar este año un proyecto de legalización del aborto, pero lo postergó debido a la pandemia y a pesar de los reclamos del movimiento de mujeres de este país.

Como parte del estudio, representantes de la organización entrevistaron a cinco mujeres y una niña que intentaron acceder al aborto legal en la ciudad de Buenos Aires y en varias provincias entre octubre de 2019 y febrero de 2020, ya que el artículo 86 del Código Penal permite la interrupción voluntaria de embarazos cuando ponen en riesgo la vida o la salud de una mujer, o cuando es el resultado de una violación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.