El ministro de Trabajo, Rolando Castro, hizo unas graves revelaciones que involucran al alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, como el causante de una alcaldía en quiebra, el no traslado de las retenciones de los trabajadores municipales a las instituciones, entre otras irregularidades, que son nada más y nada menos que la punta del iceberg de los manejos oscuros de las arcas comunales. Las pruebas ya fueron presentadas a la Fiscalía General de la República (FGR), Ministerio de Hacienda, Organización de Inteligencia del Estado y otras instituciones.

Desde el Legislativo, Muyshondt, como vicepresidente de Ideología de ARENA (segundo cargo más importante dentro de la presidencia), negoció con pandillas para las elecciones presidenciales de 2014 para que Norman Quijano ganara las elecciones, según la Fiscalía. Luego el testigo clave que lo vuelve a incriminar y hasta muestra videos, señala que el diputado volvió a negociar votos por dinero en una segunda contienda para quedar como alcalde de San Salvador, entregó $69 mil a los delincuentes a cambio de su victoria.

Esta vez Muyshondt habría ingresado con sus tentáculos a la alcaldía de San Salvador, como la máxima autoridad, siendo esta entidad una de las más poderosas económicamente hablando, pues es de las que recibe los mayores tributos para, según las pruebas presentadas por el titular de Trabajo, volver a mover los hilos de las estructuras delictivas a su favor utilizando estrategias oscuras.  

Así opera el alcalde capitalino

Según el informe que presentó el titular de la cartera de Estado, Muyshondt haciendo uso de dos empresas hace pagos puntuales de las mismas y las cancelaciones en cheques son cantidades que quintuplican el monto del bien o servicio prestado (paga más de lo que realmente debería). Luego tiene un operador que es el gerente de la alcaldía que hace la negociación con las pandillas.

“El señor Juan Carlos Montes (gerente de la alcaldía) tiene una gruesa negociación con los grupos pandilleriles y por eso es que la plata para el pago de los trabajadores se ocupa para cancelar mensualmente a dos empresas y otras más que hay. También hay un señor que se manejó cerca de la ANEP que es incluso el operador oscuro y es fuertemente investigadado él y sus empresas (…) el alcalde a través del gerente Montes tiene un vínculo directo con los grupos pandilleriles”, añadió Castro mostrando nuevamente documentos ante las cámaras.

El ministro denunció que el alcalde capitalino estaría utilizando TRADES y ATRESA. Agregó que hay grupos de inteligencia que están investigando estos negocios y frenar la corrupción que en esta se genera.

“Hay una empresa que se llama ATRESA  y otra que ser llama TRADES y yo en estos momentos (jueves 30 de julio) me traslado al Ministerio de Hacienda para que investigue los flujos que hacen las empresas, porque éstas están siendo financiadas con prestanombres. Operan a través del licenciado Juan Carlos Montes y es el gerente de la alcaldía de San Salvador, hay evidencias y pruebas sobre esto y hay temas sensibles y susceptibles. No puedo decir más nombres porque hay equipos de inteligencia en este sentido investigando”, indicó el ministro.

Un operador oscuro

Agregó que el operador de Muyshondt ha hecho crecer las finanzas de empresas familiares y su identificación está en la documentación que se presentará a Hacienda para que sea auditado porque la “hay grupos que serán capturados vinculados a estas familias. Este señor Juan Carlos Montes tiene fuertes vínculos con pandillas del país”, indicó el funcionario.

El ministro Castro lamentó que el alcalde pague de forma semanal los servicios que le presta la empresa de origen colombiano para la recolección de basura y servicio de limpieza de calles, pero no pueda realizar los pagos a sus proveedores. Muchos de estos han llegado a la quiebra.

“La alcaldía de San Salvador tiene empresas proveedoras que desde hace dos años no les paga y hay empresas que han quebrado por esta situación y con esta empresa colombiana sí hace el pago puntual. Incluso hay denuncias que esta muchas veces no ha hecho el servicio respectivo, cuando el cheque de su pago ya está emitido”, indicó Castro.

Denunció, además, que la empresa colombiana estaría cobrando  hasta cinco veces más el monto de lo establecido por la prestación de servicios. El alcalde, según las evidencias presentadas a la FGR, se valdría de su operador que saca el dinero de las empresas y lo entrega para financiar a los delincuentes.

“El alcalde Muyshondt tiene un operador que entrega el dinero por otra parte para que el alcalde de San Salvador siga financiando grupos criminales del país”, indicó el ministro.

Castro señaló con seguridad que el edil capitalino sería capturado junto a un grupo cercano a él en la alcaldía y que incluso hay miembros del consejo que presentaría su denuncia a los tribunales competentes para el proceso respectivo.

Mientras este tipo de situaciones suceden bajo la mesa, a Muyshondt los empleados le reclaman la apropiación de cuotas (hacen las deducciones en planillas pero estas no son trasladadas). Los casos datan desde diciembre de 2019  donde la alcaldía no  traslada los cobros a los bancos, cajas de crédito, Fondo Social para la Vivienda (FSV), Administradoras de Fondos para Pensiones (AFP), Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y otros. Son más de 400 empleados municipales que adeudan y mucho de estos no menos de $500 dólares en mora a las instituciones

El titular de Trabajo entregó un aviso al Ministerio Público en el que se encuentran todas estas evidencias donde se cuestiona el manejo de los fondos.

“No se vale que se sigan haciendo negocios oscuros y embolsándose el dinero de los trabajadores”, lamentó el jefe de la cartera que defiende los derechos laborales.

El país enfrenta un clima preelectoral. A Muyshondt  lo vinculan testigos criteriados y lo delatan videos de negociación con pandillas previo a las elecciones presidenciales y luego para su candidatura. Por si fuera poco, el alcalde ha reconocido dichas reuniones y la entrega de dinero a los delincuentes a cambio de votos. El edil capitalino que correrá por una reelección, ha aceptado estas acusaciones y la entrega de dinero.

De cara a unas nuevas elecciones donde se ha vuelto postulante para reelegirse como el edil capitalino enfrenta una serie de acusaciones nuevas donde se le vincula estar utilizando el dinero del erario municipal para financiar los grupos delictivos que tanto luto han traído al país.

“Neto Muyshondt no solamente negoció con pandillas, también tiene un vínculo directo con los grupos pandilleriles del país a través de Carlos Montes y está moviendo mucho dinero en la alcaldía de San Salvador, con una forma de operar que utilizan muchos grupos empresariales que se prestan a esto y una de las empresas fuertes son las colombianas”, dijo el ministro de Trabajo presentado una serie de documentación vinculante al alcalde capitalino quien agrego  que “tiene quebrada la alcaldía de San Salvador”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.