Como parte de su visita oficial a Irak, el papa Francisco se dirigió este viernes a los cristianos del país desde la catedral de Nuestra Señora de la Salvación, que en octubre de 2010 sufrió un terrible ataque en el que murieron 53 personas.

Ante un grupo reducido de fieles, debido a las restricciones impuestas por razones de seguridad y por la pandemia del coronavirus, el pontífice recordó a los “hermanos y hermanas que murieron en el atentado terrorista en esta catedral hace diez años y cuya beatificación está en proceso”.

Por otro lado, agradeció al clero iraquí por su “presencia” y “cercanía” con los cristianos de Irak, que son unos 400.000 en un país de 40 millones de personas.

El papa arribó este viernes a Irak, donde permanecerá hasta el lunes en lo que significa la primera visita de un Sumo Pontífice de la Iglesia Católica al país.

Francisco fue recibido en el aeropuerto de Bagdad por el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi. Allí mismo mantuvieron un breve encuentro, tras el cual el papa se desplazó al Palacio Presidencial de Bagdad, donde se reunió con el presidente del país, Barham Salih.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.