El Gobierno de México cerrará el penal de Puente Grande, en el estado de Jalisco, conocido por albergar a algunos de los criminales más peligrosos del país, incluyendo el exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, quien se fugó de esta cárcel en 2001. 

En el acuerdo, publicado este lunes 28 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el Gobierno informa que el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2 ‘Occidente’ se desincorporará del Sistema Penitenciario, y que trasladarán a los internos a otras cárceles del país.

“Las personas privadas de la libertad (…) serán trasladadas a los centros federales de readaptación social que determine el Comisionado de Prevención y Readaptación Social”, se detalla en el acuerdo firmado por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo.

A su vez, los trabajadores del penal también serán reubicados en otros centros penitenciarios federales, según el texto publicado en el DOF.

Modernización de los penales

Entre las justificaciones del acuerdo que ordena el cierre del Cefereso 2, se detalla la necesidad de generar “acciones para la modernización y reingeniería en materia penitenciaria”, para que los penales mexicanos cuenten con “la infraestructura, recursos humanos y materiales suficientes” para atender a las personas privadas de libertad.

La medida de cerrar el penal de Puente Grande sorprendió a los familiares de las personas recluidas en este sitio.

Medios locales reportaron que algunos familiares acudieron la mañana de este lunes Cefereso para obtener información sobre el penal al que enviarían a sus parientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.