El Consejo Nacional Electoral de Ecuador, informa que se realizará una segunda vuelta para definir quién será el nuevo presidente de esa nación sur americana.

La segunda vuelta se efectuará entre: Lenín Moreno, quien obtuvo el 39,3% de los votos y Guillermo Lasso con 28,1% .

Los ecuatorianos ya tienen la certeza de que el próximo 2 de abril volverán a las urnas. Tres días después de las elecciones presidenciales y con el 99,5% de los votos escrutados, la autoridad electoral del país confirmó que al sucesor de Rafael Correa ya no tenía margen para alcanzar el umbral del 40% y evitar una nueva votación.

Lenín Moreno, exvicepresidente y candidato del Movimiento Alianza PAÍS, se quedó a unas décimas de lograrlo y, aunque en estos comicios se situó más de un millón de votos por encima de su principal contrincante, la segunda vuelta cambiará las premisas de esa competición.

Se enfrentará al expresidente del Banco de Guayaquil Guillermo Lasso, político conservador y fundador del Movimiento CREO, que obtuvo el 28% de los apoyos y ahora tiene que buscar el apoyo de los líderes de una oposición muy fragmentada. Cynthia Viteri, la tercera más votada en las presidenciales y aspirante del Partido Social Cristiano, ya se lo ofreció. Sin embargo, tendrá más complicado, según los analistas, convencer a muchos de los votantes de Francisco Moncayo, quien representaba la opción socialdemócrata.

En cualquier caso, la tensión que ha atravesado a Ecuador desde el cierre de los colegios electorales anticipa el clima de elevada polarización que se espera en las próximas semanas. Después de una campaña de perfil bajo con múltiples referencias a la necesidad de diálogo, los dos candidatos redoblarán el pulso, como ya han empezado a hacer en los últimos días, y se emplearán en la defensa de modelos opuestos de país.

Simpatizantes de la oposición se concentraron durante tres días en las principales ciudades frente a las sedes del Consejo Nacional Electoral, que el lunes comunicó el retraso del anuncio de los resultados oficiales. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, llamó a la ciudadanía a manifestarse contra un posible fraude. Lasso advirtió de que estaría “vigilante” y daba por hecha públicamente la segunda vuelta. Moreno hacía lo contrario y se mostraba seguro de una victoria más holgada.

El escrutinio marcó la misma tendencia desde el domingo por la noche, lo que llevó al portavoz de la autoridad electoral, Juan Pablo Pozo, a reconocer el martes que no habría cambios. El candidato oficialista rechazó estas especulaciones, y este miércoles el propio Correa lanzó, durante un encuentro con corresponsales extranjeros, críticas al método de difusión de los resultados empleado por ese organismo.

La advertencia del presidente en funciones, que aseguro que volverá si gana la oposición, admitiendo implícitamente esa posibilidad, demuestra que Ecuador se prepara para una votación en la que está en juego su legado. Mientras Lasso compara esa herencia con Venezuela, Correa cree que sería “una catástrofe para el país” el triunfo de la oposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.