El paquete de $550 millones en préstamos que la Asamblea Legislativa está deteniendo requiere que se celebren dos sesiones plenarias; de lo contrario, los fondos seguirán sin poder utilizarse para atención en salud pública y respuesta a la emergencia.

Incluso hay un préstamo de $250 millones que se puede perder si no se llevan a cabo todas las rondas de votación el 31 de julio, debido a los tiempos que ha establecido el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que prestó el dinero.

Desde el Ministerio de Hacienda (MH) se indicó, durante una entrevista, que los $550 millones necesitan dos rondas de votación para que se puedan pasar a los fondos públicos. Esto es porque todos los préstamos que adquiere el Gobierno necesitan aprobación, ratificación e incorporación al presupuesto nacional. Cada una de estas etapas requiere votación de los diputados en diferentes sesiones.

Los diputados no sesionaron el 30 de julio y por  este mismo motivo, deben tienen que abrir una plenaria este día, ratificar los préstamos del BID y cerrarla. Después, iniciar otra, ya para poderlos incorporar al presupuesto.

Además de los tiempos del BID, los diputados han planificado irse de vacaciones a partir del 1 de agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.