El máximo tribunal de Myanmar rechazó el martes la apelación de dos periodistas de Reuters sentenciados a siete años de cárcel por violar la Ley de Secretos Oficiales, en un caso emblemático que ha generado cuestionamientos sobre la transición a la democracia en la nación asiática.

Wa Lone, de 33 años, y Kyaw Soe Oo, de 29, han pasado más de 16 meses en detención desde que fueron arrestados en diciembre del 2017 mientras trabajaban en una investigación sobre la masacre de 10 musulmanes rohinyá.

Los dos reporteros están bajo custodia en la prisión de Insein de Rangún y no acudieron a la corte a escuchar el veredicto del martes. Sus esposas, que viajaron desde Rangún para escuchar el fallo, salieron del tribunal secándose las lágrimas en silencio.

Panei Mon, esposa de Wa Lone, y quien dio a luz al primer hijo de la pareja el año pasado, dijo que “esperaba lo mejor”.

En septiembre pasado, un juez de la corte distrital de Rangún -la ciudad más grande de Myanmar- declaró culpables a los periodistas de violar la Ley de Secretos Oficiales, y los condenó a siete años de cárcel. La máxima corte de Rangún ya había rechazado una apelación inicial en enero.

Abogados de los reporteros apelaron nuevamente, esta vez ante la Corte Suprema, argumentado falta de pruebas y evidencia de que la policía manipuló el caso. Un efectivo testificó el año pasado diciendo que oficiales habían infiltrado documentos secretos entre las pertenencias de los periodistas.

“Wa Lone y Kyaw Soe Oo no cometieron ningún delito y tampoco existen pruebas de que lo hicieran”, dijo el martes en un comunicado el jefe del equipo de abogados de Reuters, Gail Gove. “En su lugar, son víctimas de una trampa de la policía para silenciarlos por su trabajo. Continuaremos haciendo todo lo que podamos para liberarlos lo antes posible”.

Un portavoz del Gobierno no contestó los pedidos para emitir comentarios.

El encarcelamiento de los periodistas ha provocado indignación entre grupos que abogan por la libertad de expresión y diplomáticos de Occidente, lo que ha sumado presión sobre la líder birmana, Aung San Suu Kyi, una premio Nobel de la Paz que asumió el poder en 2016 como parte de una transición a la democracia.

Información: Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.