California es quizás una de las regiones a nivel global que sienten el impacto del cambio climático de manera más clara, con una temporada récord de incendios forestales que quemaron millones de hectáreas, causaron múltiples muertes y hasta tiñeron los cielos de un distópico color naranja.

En este contexto Gavin Newsom, el gobernador del territorio estadounidense -que también es por separado la quinta economía del mundo- firmó este miércoles una orden ejecutiva que prohibe a partir de 2035 la venta de autos motorizados por combustibles fósiles.

A partir de entonces, todos los autos nuevos deberán ser eléctricos o no generar emisiones de carbono (ser neutrales). Los fabricantes tendrán 10 años más para asegurarse que los vehículos de mayor envergadura cumplan también con esos requisitos.

“Por demasiadas décadas hemos permitido que los autos contaminen el aire que nuestros niños y familias respiran”, dijo Newsom en una declaración el miércoles. “Se merecen un auto que no le provoque asma a sus niños. Nuestros autos no deberían empeorar los incendios forestales y crear más días en los que el aire esté lleno de humo”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.