Las calificadoras de riesgo, Fitch Ratings y Moody’s auguran problemas de gobernabilidad y obstáculos para emprender políticas públicas  al presidente electo, Nayib Bukele, quien tendrá que sortear una Asamblea Legislativa dividida, donde su partido, GANA, solo tiene 10 votos.

La mayor parte de los votos está bajo el control de ARENA, que consiguió 37 de los 84 diputados.

El FMLN, partido del cual Bukele fue expulsado, tiene 23 diputados y otros nueve son del PCN.

El resto está entre el PDC, CD y un diputado independiente.

A la falta de músculo legislativo se le suma la carencia de un equipo asesor plenamente desarrollado, indicó Fitch, lo cual también puede afectar la gobernabilidad.

Además de los obstáculos políticos, la administración Bukele seguirá enfrentando retos fiscales, advirtió Fitch.

La deuda continuará creciendo, así como el déficit, reduciendo el margen de maniobra financiero para el presidente electo, agregó.

Redacción: Gerardo Castro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.