La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, se refirió al fallecimiento de Hassan Toufic Dika (44) un hombre libanés detenido que murió mientras cumplía condena el pasado sábado 11 de mayo.

La autoridad internacional solicitó que se realice una investigación “profunda, efectiva e independiente” sobre las condiciones en las que estaba detenido y en relación a las circunstancias de su muerte.

La oficina de DD.HH. lamentó que a pesar de las “numerosas intervenciones” realizadas por las diversas entidades que forman parte a la ONU, hacia las autoridades libanesas. Por presuntas irregularidades en el proceso judicial contra Dika, el gobierno del Líbano “ha negado el debido proceso y lo ha privado de los cuidados médicos esenciales”.

“La trágica muerte de Hassan Dika destaca lo que parece ser un número de varias fallas en el sistema legal y de cárceles del Libano”, señaló la exmandataria.

En ese sentido, la autoridad añadió: “Los procedimientos legales han sido burlados desde que el señor Dika fue arrestado por las Fuerzas de Seguridad del Líbano, hasta su muerte el día sábado. Por todas estas razones debe haber una investigación independiente, rápida y creíble en todos los aspectos de este caso, con el fin de descubrir que fue lo que estuvo mal y asegurarnos de que estas situaciones no vuelvan a ocurrir”.

Dika fue arrestado el 3 de noviembre de 2018 acusado de tráfico de drogas, y habría sido torturado por los agentes de seguridad para obligarlo a confesar y nunca se le habría tenido acceso de atención médica, según los informes de la oficina de DD.HH. de la ONU.

Redacción: La Tercera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.