El alcalde de la capital, Ernesto Muyshondt, reconoció que sí se está apropiando de las cuotas laborales de préstamos y AFP a los empleados de la comuna, quienes mantuvieron una protesta días atrás en demandad de sus derechos como trabajadores.

“Con las AFP tenemos planes de pago vigentes. Hay un atraso en la retención de préstamos”, afirmó.

Sin embargo, y a pesar de que los pagos de planilla están contemplados en el presupuesto anual que elabora la alcaldía, el edil culpó a los concejales de negar sus votos por un nuevo endeudamiento de $10 millones para poder realizar el pago de las retenciones que él se estaría apropiando. A la fecha, la deuda, asciende los $6 millones. Los empleados tienen nueve meses de que no se les trasladan estos dineros que son cobrados en sus planillas pero no trasladados.  

Lejos de explicar ¿qué rumbo ha tomado el dinero que les sustrae del salario a sus empleados? señaló que estaría adquiriendo una deuda más para solventar el impago: “Hemos solicitado préstamos pero no hemos tenido un centavo. No podemos hacer más que hacer las gestiones administrativas para conseguir los recursos”, se quejó Muyshondt, sin dar más detalles transparentes de las arcas municipales.

El alcalde, quién también tiene una deuda por $430 mil con microempresas y que, según informes, estaría dando beneficios a otras empresas ligadas a personas de su confianza con el pago de servicios y productos sobrevalorados, así como de pagos prematuros de los mismos, dijo que otros partidos están buscando “ahogar las finanzas de la alcaldía” (a pesar de que no tienen acceso a las finanzas de la alcaldía), al recurrir a “campaña sucia y a los bloqueos para perseguirnos políticamente”,  es decir, exactamente lo mismo que el partido tricolor que lo representa hace con el Gobierno con la no aprobación de préstamos internacionales para salvar vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.