Mañana 1 de mayo, Pablo Lyle podrá conocer su sentencia definitiva luego de provocar la muerte de un cubano de 63 años, por ello un amigo de la familia del actor señaló que tiene intenciones de quitarse la vida porque teme pasar toda su vida en prisión.

El pasado 31 de marzo la vida de Pablo Lyle dio un giro inesperado luego de que sostuviera un altercado con un cubano de 63 años, quien falleció días después del incidente; mañana se podrá determinar su situación jurídica y recientemente un amigo de la familia reveló que el actor está sumamente deprimido por la sentencia que recibirá.

“La autopsia hecha al señor Juan Ricardo Hernández determinó que el golpe que le dio Pablo fue la causa de su muerte y ahora el panorama para éste es mucho más oscuro… Se le pueden imputar son homicidio involuntario u homicidio en segundo grado; el castigo sería prisión”, señaló la fuente.

Debido a esta situación, Lyle pasa por uno de los peores momentos de su vida y aseguraría que no podrá vivir en la cárcel.

“En realidad ya le cayeron las culpas, se siente totalmente responsable, tiene un enorme cargo de conciencia Le ha dicho a Ana (su esposa) que no aguantaría estar encerrado en una prisión, que sus hijos lo vieran en la cárcel”.

Sumado a esta situación, el informante aseguró que Lyle sigue recibiendo amenazas de muerte.

Le han escrito por mail; Pablo ha recibido mensajes donde le dicen que no se le ocurra salir del departamento, porque en cualquier momento puede recibir un disparo él o su esposa”.

Ante estas amenazas, Pablo presuntamente optó por separarse de su familia, y tanto su esposa como sus hijos se regresaron a México.

Pablo le dijo que no soportaría ni se perdonaría que algo le pasara por su culpa, además de que alguien debe proteger a sus hijos. Sin embargo, Ana volverá para acompañar al actor en los juzgados.

Para terminar, la fuente agregó que debido a esta terrible situación, Pablo Lyle llegaría a tener pensamientos suicidas.

No es que todo el tiempo Pablo esté diciendo que se va a matar, pero los tiene muy preocupados. Por eso ya está recibiendo apoyo psicológico para darle terapia y que esos pensamientos suicidas se alejen de él. Lo están protegiendo de todas las formas posibles”.

Mañana 1 de mayo será cuando se realice la audiencia en Miami y se revele la sentencia que deberá cumplir Pablo Lyle por el deceso de Juan Ricardo Hernández.

Información: Tribuna

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.